En el curso de la gestión de una empresa, una de las principales tareas que tendrá que desarrollar es construir una cultura empresarial solida. Un negocio es tan bueno como su funcionamiento interno. Si no es un experto en recursos humanos, esto puede ser uno de los aspectos más difíciles de su papel como empresario. La razón: cuando llegue el momento de empezar a traer nuevos trabajadores, puede resultar muy difícil equilibrar una plétora de personalidades para trabajar como una unidad única y eficiente. El objetivo final de la formación de la cultura en el lugar de trabajo debe ser crear un entorno profesional donde los empleados quieran quedarse en el largo plazo. ¿Cómo logras eso? Aquí hay cuatro consejos que debe tener en cuenta al crear su propia cultura de empresa:

1. Predique con el ejemplo

A lo largo de la historia, una de las características más comúnmente observadas en los líderes eficaces ha sido su capacidad para trabajar en primera línea con sus subordinados. Puedes exigir respeto todo lo que quieras, pero para ganarlo realmente, necesita proyectar una mentalidad que transmita el mensaje de que ninguna tarea está “debajo” de usted y que usted no encargaría a nadie algo que no haría usted mismo.

2. Hacer contrataciones inteligentes

Usted puede esforzarse en formar una cultura profesional por su cuenta, pero sin duda las personas de las que elija rodearse jugarán un papel decisivo en cómo funcione la empresa. Por esta razón, sea exigente con quien traiga a bordo. Durante la etapa de la entrevista, su objetivo debe ser medir la visión a largo plazo del candidato y la mentalidad profesional. Esta es la razón por la cual puede ser beneficioso hacer más preguntas fuera de convencionalismos, donde las respuestas le darán información sobre quién es el candidato.

3. Abrazar la retroalimentación

No es ningún secreto que el estilo de gestión de arriba hacia abajo no encaja bien con el lugar de trabajo actual. Como empresario en solitario, es probable que haya crecido acostumbrado a su propia manera de hacer las cosas. Sin embargo, cuando empiece a involucrar a más personas, debe tener la mente abierta a lo que tienen que decir. Sólo porque sea su negocio no significa que las demas ideas sean irrelevantes. Solicitar comentarios regulares de los empleados es fundamental para promover una cultura fuerte.

4. Celebre las victorias

A todo el mundo le gusta sentirse apreciado. Cuando como líder vincula los logros individuales a la imagen general, los empleados ganan un sentido de propósito y gratificación de que sus esfuerzos están siendo reconocidos. Si la empresa tiene un gran trimestre, mes o incluso semana, muestre su agradecimiento. Invite al almuerzo del viernes, organice una fiesta…estará motivando a la gente a hacer su mejor trabajo.